Cask 88 revela su 50años Single Cask Scotch Whisky

Actualizado: 22 de sep de 2020

El embotellador escocés independiente Cask 88 ha anunciado una edición súper limitada de un Single Cask de 50 años de Glenlivet. El whisky proviene de la colección del importador neoyorquino Abe Rosenberg, de la cual se han producido un total de 272 botellas.

Esta expresión fue destilada en Octubre de 1968 y añejada durante 50 años en una barrica de Jerez (un Hogshead; es decir, una barrica de 242 litros o 64 galones ). Envasado en un decantador de vidrio italiano, con un sello hecho a la medida y un cuello de plata gravado, realizado por el orfebre escocés Hayward & Stott. La presentación se complementa con una caja de madera hecha a mano inspirada en las barricas de whisky. No es de extrañarse que en el sitio de Cask 88 cada botella sea ofertada por una cantidad de 6,800 Libras (.


Este barril tiene una historia interesante. Abe Rosenberg fue uno de los raros promotores del Whisky Single Malt en el período siguiente a la prohibición, cuando era mucho más popular los whiskies de mezcla (blended whisky). Rosenberg importó a EE.UU. varias barricas de Single Malts furante su vida y tenía una colección de 4,000 barriles al momento de su muerte en 1994.


"Abe es conocido como una especie de leyenda en la industria, gracias a su dedicación por promover su amor a los Whiskies Single Malts." - según palabras de Patrick Costello, directo de Cask 88. - "Desafortunadamente Abe ya no se encuentra entre nosotros para degustar esta excepcional expresión. Esperamos que los amantes de los Single Malts ofrezcan un brindis en su memoria cuando estén disfrutando de ésta maravillosa bebida".



Notas de Cata según el embotellador:

Nariz: Rico, dulce de cuerpo completo y con una intensa infusión entre el licor y la barrica, la cual es obvia desde el inicio. El tono de caoba obscuro confirma el perfecto matrimonio entre el más fino Single Malt de Escocia y la mejor madera de jerez de España.


Gusto: Una explosión de sabor. Combina la fruta Ibérica y la cremosidad del caramelo mezclado con las vainas de vainilla que sólo puede encontrarse en un Single Malt que ha tenido la fortuna de madurar por medio siglo.


Acabado: Es tan espectacular y fino como el whisky, no cruza la línea. Hay una intensa calidez que se mantiene.


El vídeo promocional de Glenlivet 50 años de Cask 88.

71 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo